Publicado: 9 de Abril de 2018 a las 22:30

Los profesores trabajan en un entorno laboral ruidoso, lo que les hace más vulnerables para desarrollar una pérdida de audición en comparación con personas de otras profesiones,

Muchos profesores no buscan tratamiento

De los profesores que sospechan tener una pérdida de audición, la mitad de ellos experimentan con frecuencia situaciones en las que tienen que pedir que repitan lo que se ha dicho, mientras que un tercio reconoce que malinterpreta lo que oía. Por último, uno de cada cuatro afirma que se siente fatigado tras hablar o escuchar durante cierto tiempo.